chiquilín de bachín

—El mundo es la suma del pasado y de lo que se desprendió de nosotros— Novalis

domingo, junio 24, 2007

Sobre un anagrama o De los resultados electorales



El dramaturgo Jacinto Benavente había venido al país por primera vez en 1922 y recorría en ferrocarril las ciudades del interior junto a la actriz Lola Membrives. Cuando se detuvieron en Rufino ella bajó a recoger cartas y telegramas. En uno de los cables se anunciaba a Benavente que había ganado el Premio Nobel de Literatura. Lola Membrives compró una botella de champán y fue a despertar al escritor para celebrar la extraordinaria noticia. Benavente la recibió con calma y, contra lo que esperaba la actriz, decidió completar su gira antes de retornar a Europa.

En cada ciudad, Jacinto Benavente fue interrogado sobre la Argentina. Era una obsesión develar el punto de vista de este extranjero que se había vuelto tan famoso, casi una visceral urgencia por recibir la confirmación de nuestra eterna buenaventura [...]. Pero el español esquivaba contestar. Su recato, lejos de disminuir el acoso, lo aumentaba. Cuando llegó al puerto para embarcar, en el minuto previo al retiro de la escalerilla arreciaron las demandas. Entonces disparó un cañonazo: «Armad la única palabra posible con las letras que componen la palabra argentino». Benavente penetró en el barco y desapareció. Su figura ya no estaba a la vista cuando los que lo habían escuchado pudieron descifrar el acertijo: la única palabra que se construye con las letras de «argentino» es ignorante.

Marcos Aguinis, El atroz encanto de ser argentinos

Etiquetas:

1 Comments:

At 3:40 a. m., Blogger Ambar said...

más y más y más lágrimas, de bronca, de impotencia, de desilusión , desesperanza, odio. De que no hay que con qué darle. De que estudio en Sociales (sí en sociales!) y muchos, muchísimos de mis compañeritos votan, defienden, legitiman, militan por la exclusión. De que no sé cómo se hace, desde dónde y pienso en bombas, muchas bombas y… no sé si es real y no sé si corresponde o sí corresponde pero… desde dónde, es eso.

 

Publicar un comentario

<< Home