chiquilín de bachín

—El mundo es la suma del pasado y de lo que se desprendió de nosotros— Novalis

jueves, marzo 31, 2005

Magerit

Puerta de Alcalá






Palacio Real




Puede que mer no me dirija la palabra por unos meses después de este post, pero Madrid no me gustó. Fue la primera vez que estuve, así que tenía muchas expectativas. Pero me pareció una ciudad fría, vacía y gris. Lo único que me gustaron fueron los museos y el Parque del Retiro. Si bien hace tres años que vivo en España, nunca había visitado el museo del Prado; algo que, justificadamente, ficcionalista! nunca me perdonará. La pinacoteca es impresionante. Uno debería tomarse una semana entera para ver todo lo que hay. Lo que más me impactó fueron las Pinturas Negras de Goya, «Las meninas» de Velázquez y «El jardín de las delicias» de El Bosco. En el museo de arte contemporáneo Reina Sofía, pude darme el gusto de ver finalmente el «Guernika» de Picasso. Y cosas muy interesantes de Miró y Dalí que no están en sus respectivos museos de Cataluña. Hice el recorrido típico que hacen todos los turistas que van a Madrid por vez primera: Cibeles, Neptuno, Plaza Colón y Mayor, Atocha, Gran vía y Castellana. Las fotos muestran la Puerta de Alcalá, que está al lado del Parque del buen Retiro, un parque grande y hermoso con lagos, que recuerdan a Palermo. La otra es la casita de los reyes españoles, otra que Olivos.

Etiquetas:

3 Comments:

At 7:26 a. m., Blogger mer said...

jajaja, bueno, consideraré perdonarte.

Hablando en serio, creo que yo me enamoré de Madrid por las cosas que me tocó vivir allí. De hecho, la primera vez que fui a Madrid fui de turista (por 10 días, en el 99) y tampoco me gustó mucho.
Pero el año pasado fue una experiencia completamente distinta, de vida cotidiana; y eso le da como un sabor distinto a la ciudad. Además la tengo asociada al mejor momento de mi vida (amor, buenos amigos, poco stress, mucha plata), y supongo que eso contribuye a que Madrid me parezca el paraíso.
Ah, y además (perdón, se me está yendo la mano?), soy fan de Sabina. Y cada rinconcito de la ciudad está mencionado en alguna canción, cada verso puede ganar más significado a la vuelta de la esquina. Eso también suma.

Sorry, me entusiasmé.

 
At 12:16 a. m., Blogger Chiquilín de Bachín said...

No hay restricciones con las longitudes de los comentarios, sobre todo si son copados.

A mí Sabina me gusta mucho. Y Fito Paez también. Eso me ayudó a crearme expectativas, pero no encontré esos significados a la vuelta de la esquina.

En cambio con Barcelona me pasa algo completamente distinto. ¿Escuchaste «Equipaje» de La luz que sabe robar?

 
At 10:16 a. m., Blogger mer said...

Sí, Equipaje es una canción maravillosa.

Sin embargo, si bien Barcelona me encantó, me quedo con Madrid. Pero ya te digo, tiene que ver con cómo vive uno las ciudades. Yo a Barcelona fui de turista y por poquísimos días. Eso no alcanza para juzgarla. Estoy segura de que si viviera allí un tiempo, me enamoraría también.

Lo que difícil es enamorarse de este pueblo donde me toca estar ahora :S

 

Publicar un comentario

<< Home