chiquilín de bachín

—El mundo es la suma del pasado y de lo que se desprendió de nosotros— Novalis

sábado, enero 20, 2007

De exámenes y ratos de recreo III

La honestidad de un intelectual, y especialmente la de un filósofo, se puede medir hoy de acuerdo con la posición que adopta ante Nietzsche y Marx. El que no admite que hay importantes partes de su propia obra que no habría podido elaborar sin el trabajo previo realizado por ambos pensadores se engaña y engaña a los demás. El mundo en el que espiritualmente existimos es un mundo marcado en gran parte por el sello de Marx y de Nietzsche.

Max Weber

Etiquetas:

5 Comments:

At 7:20 p. m., Blogger melquíades said...

En su momento, cuando tuve que leer a Weber, recuerdo que lo odié. Pero parece que alguna que otra cosa sensata dijo... =P


un abrazo

 
At 5:38 p. m., Blogger Ling said...

¿Alguna que otra cosa sensata?

La pucha. Weber es un pensador magnífico. Hay imágenes, hay frases, hay lecturas que hace que son incomparables.

Era un gran admirador de Marx y de Nietzsche. Un tipo que en lo suyo fue magnífico.

Y no, no creó el nazismo ni la vida burguesa. Vivió en determinada época y con determinadas ideas y punto.

Esta es la famosa frase que yo simplifico: "No se entiende el mundo actual sin Marx y Nietzsche".

 
At 10:13 p. m., Blogger melquíades said...

Mmm... Será, entonces, que mi cabeza está armada más para lo exacto que para lo social.

 
At 3:14 a. m., Blogger Chiquilín de Bachín said...

Yo creo que Lucáks había estado tomando opio antes de escribir que Weber inventó el nazismo.

 
At 10:25 p. m., Blogger Minerva said...

Yo también tuve mi etapa de "odio" hacia Weber, pero creo haberla superado. Un poco, no mucho, pero sí, qué sé yo, ya no huyo de sus libros como del fuego...

 

Publicar un comentario

<< Home