chiquilín de bachín

—El mundo es la suma del pasado y de lo que se desprendió de nosotros— Novalis

martes, febrero 13, 2007

Más lucidez nietzscheana

Y ahora el hombre no-mítico está, eternamente hambriento, entre todos los pasados, y excavando y resolviendo busca raíces, aun cuando tenga que buscarlas en las más remotas Antigüedades. El enorme apetito histórico de la insatisfecha cultura moderna, de coleccionar a nuestro alrededor innumerables culturas distinas, el voraz deseo de conocer, ¿a qué apunta todo esto sino a la pérdida del mito, a la pérdida de la patria mítica, del seno eterno mítico? Pregúntese si la febril y tan desazonante agitación de esta cultura es otra cosa que el ávido alargar la mano y andar buscando alimentos propios del hambriento —¿y quién podría dar todavía algo a tal cultura, que no puede saciarse con todo aquello que engulle, y a cuyo contacto el alimento más vigoroso, más saludable, suele transformarse en «Historia y Crítica»?

Friedrich Nietzsche, El nacimiento de la tragedia.

Etiquetas:

1 Comments:

At 6:06 p. m., Blogger kariaco said...

Extraño tus cuentos cotidianos!! ¿Cómo va Barcelona? ¿Muy fría?
Desde el sur del sur te saludo.

 

Publicar un comentario

<< Home