chiquilín de bachín

—El mundo es la suma del pasado y de lo que se desprendió de nosotros— Novalis

lunes, junio 26, 2006

Un pito, me importa

No sé. Me importa un pito que las mujeres tengan los senos como magnolias o como pasas de higo; un cutis de durazno o de papel de lija. Le doy una importancia igual a cero, al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco o con un aliento insecticida. Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz que sacaría el primer premio en una exposición de zanahorias; ¡pero eso sí! —y en esto soy irreductible— no les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar. Si no saben volar, pierden el tiempo las que pretendan seducirme

Ésta fue —y no otra— la razón de que me enamorase, tan locamente, de María Luisa. ¿Qué me importaban sus labios por entregas y sus encelos sulfurosos? ¿Qué me importaban sus extremidades de palmípedo y sus miradas de pronóstico reservado? ¡María Luisa era una verdadera pluma! Desde el amanecer volaba del dormitorio a la cocina, volaba del comedor a la despensa. Volando me preparaba el baño, la camisa. Volando realizaba sus compras, sus quehaceres. ¡Con qué impaciencia yo esperaba que volviese, volando, de algún paseo por los alrededores! Allí lejos, perdido entre las nubes, un puntito rosado. «¡María Luisa! ¡María Luisa!»... y a los pocos segundos, ya me abrazaba con sus piernas de pluma, para llevarme, volando, a cualquier parte.

Durante kilómetros de silencio planeábamos una caricia que nos aproximaba al paraíso; durante horas enteras nos anidábamos en una nube, como dos ángeles, y de repente, en tirabuzón, en hoja muerta, el aterrizaje forzoso de un espasmo. ¡Qué delicia la de tener una mujer tan ligera..., aunque nos haga ver, de vez en cuando, las estrellas! ¡Qué voluptuosidad la de pasarse los días entre las nubes, la de pasarse las noches de un solo vuelo!

Después de conocer una mujer etérea, ¿puede brindarnos alguna clase de atractivos una mujer terrestre? ¿Verdad que no hay una diferencia sustancial entre vivir con una vaca o con una mujer que tenga las nalgas a setenta y ocho centímetros del suelo? Yo, por lo menos, soy incapaz de comprender la seducción de una mujer pedestre, y por más empeño que ponga en concebirlo, no me es posible ni tan siquiera imaginar que pueda hacerse el amor más que volando.

Oliverio Girondo

Etiquetas:

13 Comments:

At 8:16 p. m., Blogger Laumagog said...

Se miran, se presienten, se desean,
se acarician, se besan, se desnudan,
se respiran, se acuestan, se olfatean,
se penetran, se chupan, se demudan,
se adormecen, despiertan, se iluminan,
se codician, se palpan, se fascinan,
se mastican, se gustan, se babean,
se confunden, se acoplan, se disgregan,
se aletargan, fallecen, se reintegran,
se distienden, se enarcan, se menean,
se retuercen, se estiran, se caldean,
se estrangunlan, se aprietan, se estremecen,
se tantean, se juntan, desfallecen,
se repelen, se enervan, se apetecen,
se acometen, se enlazan, se entrechocan,
se agazapan, se apresan, se dislocan,
se perforan, se incrustan, se acribillan,
se remachan, se injertan, se atornillan,
se desmayan, reviven, resplandecen,
se contemplan, se inflaman, se enloquecen,
se derriten, se sueldan, se calcinan,
se desgarran, se muerden, se asesinan,
resucitan, se buscan, se refriegan,
se rehúyen, se evaden y se entregan.

Oliverio Girondo

 
At 10:11 p. m., Blogger Chiquilín de Bachín said...

No vale, eso quería postearlo yo más adelante :-P

No me quedan dudas de su buen gusto

 
At 9:27 p. m., Blogger Laumagog said...

O del tuyo, más bien ¿no te parece?

La película "El contenido del corazón" es espléndida. Me refiero a la primera parte, claro, la segunda es tan mala que casi no vale la pena ni hablar de ella: lo único bueno, los exteriores (está rodada en Barcelona).

 
At 1:08 a. m., Blogger Chiquilín de Bachín said...

Bueno, el nuestro.

No te enojés por mi repelente corrección, pero es "El lado oscuro del corazón", y sí, es epléndida la primera parte más que la segunda. Y sí, veo que el enamoramiento por la ciudad condal lo compartimos también :-)) Menos mal que alguien que vive ahí me puede confirmar dicho sentimiento. Sino me pienso que estoy idealizando.

 
At 3:04 a. m., Blogger Laumagog said...

Perdona, sí, es "El lado oscuro del corazón", claro que sí, ha sido un lapsus linguae.

(Ah, y también vale mucho la pena Darío Grandinetti, que está para comérselo; pero mejor en la primera parte, yo es que tengo debilidad por los hombres con el pelo largo, y claro, en la segunda parte, como que ya no lo puede lucir. Imagino que en este punto -te inclinarás por Ariadna Gil, digo yo- ya no estarás tan de acuerdo conmigo).

 
At 5:32 p. m., Blogger Ca said...

ey, Oliverio siempre es un gusto.

 
At 3:59 a. m., Blogger Laumagog said...

Cambiando de tema, Fabri: Woody Allen no puede concentrarse con Scarlett cerca, rubia o morena. Tiembla, Soon Yi...
(Para más datos: http://www.elmundo.es/elmundo/fotos_gente/2006/06/28/index_1.html)

 
At 10:03 p. m., Blogger conde said...

Oliverio es capo. Igual, tengo que reconocer que no soy tan lirico. Me gustan las cualidades etéreas, pero tengo ojos.

 
At 5:21 p. m., Blogger Andy said...

Maravilloso.

 
At 1:00 a. m., Anonymous Melquíades said...

Capo capo Oliverio.

 
At 4:38 p. m., Blogger flor said...

Tengo un problema con ese poema. Se me ha quedado la voz de Grandinetti recitando ese poema. Nunca más lo pude separar.
Que se yo.
Igual, por suerte, Oliverio escribió muchas cosas aunque "Espantapájaros" es un gran libro.

 
At 2:31 a. m., Blogger Chiquilín de Bachín said...

laumagog: No me inclino por Ariadna Gil. ¿Usted me está diciendo que Scarlett será la nueva Mia Farrow/Diane Keaton de Woody?

conde: ¿No cree que con los ojos se pueden ver también las cualidades etéreas?

flor: Pero si le queda bien la voz de Grandinetti recitándolo, ¿no le parece?

 
At 2:03 a. m., Blogger conde said...

lo que creo es que está todo mezclado, y no puedo sacar nada de la ecuación.

 

Publicar un comentario

<< Home