chiquilín de bachín

—El mundo es la suma del pasado y de lo que se desprendió de nosotros— Novalis

miércoles, junio 01, 2005

Dos novelitas dos

Los cachorros (1967) es una magnífica novela corta de Mario Vargas Llosa. Situada en un barrio de la clase alta limeña, Miraflores, es el relato de la vida de Cuéllar, un chico que debe ser sometido a castración por una irreparable herida proporcionada por un perro. Los cachorros, su grupo de amigos, ven crecer a Cuéllar inmerso en una marginación inevitable, unas exigencias sociales insoportables, una vida mirada desde otra óptica. Vargas Llosa usa en este libro una técnica vanguardista que rompe con las estructuras formales de la narrativa. Al principio es duro soportarla, pero a medida que la lectura avanza, uno siente que la ambigüedad es parte de la confusión y de la riqueza de la novela. Si les gusta Vargas Llosa, esta es una ficción tan bien condensada que debe ser leída, señores.

Todo consiste en morir, Dios mediante, cuando uno quiera y no cuando Él lo disponga.

Pedro Páramo(1955) es la obra maestra del escritor mexicano Juan Rulfo. Para mí, el boom latinoamericano le debe muchísimo a él y a esta excelente novela corta. Comala, ese pueblo fantástico y mitológico, bien puede ser cualquier pueblo desolado y perdido en la inmensidad de América, donde la muerte y la vida son acaso un todo inseparable. La búsqueda de un padre desconocido en medio de un desierto urbano, fantasmas arrastrándose por senderos de asfalto y barro, y la incertidumbre a flor de piel todo el tiempo configuran a la que quizás es la obra canónica del realismo mágico. Los saltos cronológicos que emplea Rulfo en este relato son envidiables y claramente influyen en Crónica de una muerte anunciada o Rayuela. En palabras de Borges, quien declaraba no haberse entrenido leyendo a sus contemporáneos, «Pedro Páramo es una de las mejores novelas de las literaturas de lengua hispánica, y aun de la literatura». Yo le haría caso :-)

Etiquetas:

13 Comments:

At 2:15 p. m., Blogger Minerva said...

Con Vargas Llosa, que Dios me perdone, nunca he podido. ni siquiera con "La ciudad y los perros". Reconozco que es un escritor excelente y santos etcéteras, pero jamás pude terminar algo de él a pesar de calurosas recomendaciones que me han hecho, como "Conversación en la Catedral" o "La tía Julia y el escribidor".
Bueno, Pedro Páramo, usted ya sabe, son palabras mayores para mí. Puede que en cuanto a los saltos temporales anteceda a "Rayuela" o a "Crónica de una muerte...", pero temáticamente se relaciona mucho con "Cien años de soledad", sin tanto marketing ni ventas. Yo vivo haciéndole propaganda por todas partes.

 
At 2:42 p. m., Blogger gitargirl said...

los cachorros me la hizo leer una profe de literatura de la escuela secundaria.

la novela de rulfo voy a ver si la consigo. su reseña me desperto curiosidad.

saludos.

 
At 4:01 a. m., Blogger ficcionalista! said...

Yo de Pedro Páramo solamente leí El llano en llamas.
Parece que después no escribió nada más...

 
At 6:48 a. m., Blogger j. said...

La supuesta explicación del cese de actividades literarias de Juan Rulfo tras El llano en llamas y Pedro Páramo (me gusta más el segundo libro que el primero) aparece en Bartleby y compañía de Enrique Vila-Matas.

(A propósito de libros, ya le tengo sus libros, Fabricio :) )

 
At 3:30 p. m., Anonymous Anónimo said...

Minerva: Dios se lo perdona, pero no sabe de lo que se pierde. Me sumo a su campaña publicitaria :-)

gitargirl: ¿y qué opinión le merece Los cachorros? Ya me contará si consiguió la novela de Rulfo.

f!: Perdone pero hoy estoy lerdo, lerdo. No le entendí la ironía, explíquese.

Javier: Sí, un amigo mío me lo dijo. De hecho ahora me acaba de hacer acordar que quería contarla en el post y lo olvidé. Lo cuento ahora, corríjame si digo algo equivocado:

Resulta que según el libro de Vila-Matas, Juan Rulfo dejó de escribir pronto porque el que le contaba las historias, su abuelo, había fallecido. Es una hermosa anécdota, más allá de su veracidad o no.

P.D: Qué bueno que ya tiene los libros. Le doy permiso para que los lea en el avión, ¡pero no me los vaya a incautar! :-))

 
At 11:25 p. m., Blogger ficcionalista! said...

Ay, qué lerdo m'hijo...
Todos saben que Pedro Páramo escribió dos excelentes novelas: Juan Rulfo y El llano en llamas. A la primera no la leí, pero la segunda me encantó. Hay un capítulo espectacular de Juan Rulfo que no fue publicado. Asíduamente le preguntaban a Pedro Páramo para cuándo iba a escribir una nueva novela. Siempre lo mismo. En tonces el buen Pedro envió a una revista el último capítulo de su novela Juan Rulfo diciendo que era el adelanto de su nueva novela. Cuando sus cercanos le preguntaron sobre ella, Pedro Páramo respondió que no, que no había nueva novela: simplemente había mandado ese capítulo para que le dejaran de hinchar las berijas.
Pero es la última vez que explico las cosas ¿eh?

PS: Yo ahora estoy terminando de leer una de Abel Sánchez que se llama Miguel de Unamuno y parece que está buenísima. Y para cuando la termine me leo de un tirón Julio Verne, de Miguel Strogoff

 
At 6:11 a. m., Blogger Liam said...

El llano en llamas es un libro de cuentos.

 
At 2:11 p. m., Blogger Chiquilín de Bachín said...

f!: Yo le iba a recomendar Julio Cortázar, de un tal Lucas y Pérez Galdós de Tristana, ficcio. Pero veo que hay cola en la lista.

Liam: No se preocupe, Liam, ficcio lo sabe perfectamente. Sólo está padeciendo un momentáneo desorden afásico.

Chiquilín.

 
At 9:30 p. m., Blogger ficcionalista! said...

¿El llano en llamas es un libro de cuentos? ¡Con razón no lo entendía bien! Gracias, Liam...¡Pensé que Pedro Páramo había escrito una novela experimental!

 
At 11:53 p. m., Blogger conde said...

bueno, ya le comentaba... Vargas Llosa no es un tipo que me caiga simpatico, pero los cachorros me encanto, a mi tambien. Escribe bien, no hay con que darle. Y Rulfo ni te digo. Delicioso, el tipo.

 
At 12:49 a. m., Blogger Chiquilín de Bachín said...

Completamente de acuerdo, Conde.

 
At 5:08 a. m., Anonymous gloris said...

hace poco leí pedro paramo y debo decir que casi me mata del susto la partee en la que juan comienza a hablar de como estan enterrado, bueno y la historia de los hermanos es oscura, y en realidad la multiplicidad de voces de pueblo y la forma como cuando lo leía me sentía en el publo de mi abuela, frio, solitario y con la muerte rondando me heló el pecho. Una agradable sorpresa ya que en mis intentos anteriores con Rulfo ´no me había ido tan bien.

 
At 4:33 p. m., Blogger Chiquilín de Bachín said...

A mí también me pareció muy fuerte la parte que comentás, Gloris. ¿Cómo se llama el pueblo de tu abuela?

 

Publicar un comentario

<< Home