chiquilín de bachín

—El mundo es la suma del pasado y de lo que se desprendió de nosotros— Novalis

jueves, agosto 10, 2006

Una elegía

Tú me recuerdas las calles de La Habana Vieja,
la Catedral sumergida en su baño de tejas.
Tú me recuerdas las cosas, no sé, las ventanas,
donde los cantores nocturnos cantaban
amor a La Habana, amor a La Habana

Hace poco más de dos años, Aleida Guevara, la hija de Ernesto, vino a mi facultad a dar una conferencia sobre la situación actual en Cuba. En la ronda de preguntas, Chiqulín se animó a interrogar qué sucedería cuando Fidel acabara su mandato. Aleida contestó:

—Usté es muy fino, querido, porque lo que usté me está queriendo preguntar es qué va a suceder cuando Fidel se nos muera.

La carcajada fue exageradamente generalizada. Aleida continuó:

—Pues bien, sepa que estamos organizados para cuando eso ocurra. No tenemos miedo, estamos preparados.

Chiquilín ahora interroga, ¿será cierto?

Etiquetas:

18 Comments:

At 2:00 a. m., Blogger Laumagog said...

Desde luego, lo PEOR que le puede ocurrir a Cuba cuando muera Fidel es pasar a convertirse en el próximo estado de los USA. Pero, de todas maneras ¿te has percatado de la manera de expresarse de la hija del Che? "cuando Fidel se 'nos' muera". Se nos muera. Porque lo segundo peor que le puede pasar a Cuba es que se siga perpetuando la dictadura tal y como está hoy día, ahogando al pueblo cubano en un estado policial, fiscalizando su pensamiento, impidiendo su libertad, racionalizándoles el alimento del cuerpo y del alma por treinta y pico años más. En Cuba se pasan el día entero pensando en cómo van a poder subsistir, en qué van a poder comer no ya el día de mañana, sino ese mismo día, y no olvidemos que sólo cuando el ser humano tiene el estómago lleno -las necesidades básicas cubiertas- puede empezar a preocuparse por aquello que, no lo olvidemos, es secundario: la literatura, el arte, el ocio. Quien vive de ese modo lo hace en la miseria moral y económica, y lo peor de todo: subyugados por un partido que surgió de una ideología que defendía la libertad, la igualdad, la unión y la solidaridad entre los hombres. Eso es lo que hace más abyecto todavía a Fidel: haber destrozado el sueño comunista, algo de lo que no se puede acusar a los USA.
Ojalá la transición conduzca a una socialdemocracia igualitaria, libre y justa.

 
At 3:57 p. m., Blogger Minerva said...

Ay, Laumagog, el maravilloso comentario que hiciste sobre Blas de Otero es todo lo contrario de la barrabasada que acabás de decir acá arriba. Desconocés PROFUNDAMENTE la realidad cubana, desde lo más esencial. Preguntale a cualquiera que haya visitado Cuba si vio chicos pidiendo dinero, gente viviendo en la calle, desnutrición, etc. Ni el más reacio podría mentirte de esa manera. Es cierto, hay racionalización, ¿pero te preguntaste por qué? Precisamente porque, ante escasos recursos, es necesario dividirlos, y sí, no siempre te toca demasiado, pero nadie está descubierto en sus requerimientos calóricos mínimos ¿Sabés que Cuba es una islita que no puede por sí sola alimentar a sus doce millones de habitantes, y que el famoso bloqueo norteamericano del que tanto se habla no es ni más ni menos que la imposibilidad de comerciar con la mayoría de los países, de obtener productos que son incapaces de producir en su propio país? ¿Sabés que Cuba es el país de América Latina con menor analfabetismo y tasa de mortalidad infantil? Y no son datos que haya sacado de discursos de Fidel Castro, son estadísticas de los organismos de la ONU. Por favor! Podemos discutir infinitamente acerca de cuestiones como la libertad de prensa, por ejemplo, pero hablar de hambre en Cuba es un monumento a la ignorancia y más que nada, una falta de respeto a los millones que pasan hambre en todo el mundo bajo el capitalismo, incluso en las "socialdemocracias" capitalistas que ponés como ideal.
Sobre el arte, la literatura y la música cubana sobra que dé precisiones: es uno de los países con más vida cultural "popular", es decir: cualquier cubano de la calle es capaz de darte una clase de literatura, los artistas están subvencionados por el Estado para que puedan dedicarse exclusivamente a su obra. Basta adentrarse un poco para ver con qué calidad se trabaja.
En fin. Los cubanos decidirán, si los dejan, claro. Yo espero que, como dijo Aleida Guevara, estén organizados para resistir.

 
At 5:45 p. m., Anonymous Melquíades said...

Coincido con Minerva. Espero sinceramente que estén organizados para resistir.

Es posible que esto que voy a decir suene vomitivamente golpista, pero inlcuso aunque yo sea un ferviente demócrata, creo que tal vez en condiciones y circunstancias muy puntuales, como las que se dan en Cuba, la democracia occidental no sea la mejor manera de gobierno. Además, ¿es que acaso acá, en Argentina, tenemos libertad? ¿Cualquiera puede entrar y salir del país cuando quiere? ¿Cualquiera puede publicar y decir lo que quiera en la prensa?

 
At 8:12 p. m., Blogger Fran said...

preparados para qué? :S

 
At 8:21 p. m., Blogger Laumagog said...

Vamos a ver, Minerva, Melquíades, no saquemos las cosas de quicio:
1) No tiene nada que ver, nada que ver, el comentario que hice sobre Blas de Otero -un escritor, por otro lado, que vivió en Cuba, por cierto-, de lo que he opinado acá. Quisiera que supieras diferenciar mis opiniones literarias de mis opiniones políticas.
2) Para seguir, si te fijaste, indiqué que lo peor que le podía pasar a Cuba era convertirse en un estado más de los USA, es decir, de una potencia capitalista, cuya política me parece del todo abominable. Me parece un insulto que me consideres "socialdemócrata capitalista". No soy, para nada, capitalista, en absoluto, estoy mucho más cerca del comunismo que del capitalismo, de ahí que me parezca tan abyecto lo que ha llegado a hacer Fidel con la ideología de la que partía, y sobre la que tantos hombres durante tantas décadas construyeron sus sueños y se dejaron, incluso, arrebatar la vida: en España, en Latinoamérica, en todo el mundo.
3) Sí, Minerva, pese a que lo niegues, los niños en Cuba piden en la calle. Cualquiera que haya estado allí lo sabe. Los niños y muchos adultos, pero el caso de los niños es mucho más sangrante. Fíjate que incluso en Granma, el periódico oficial, que se obstina en no querer publicar más que aquello que favorece la visión maquillada del régimen castrista, no ha tenido más remedio que admitir el elevadísmo índice de absentismo escolar infantil. Los niños van a pedir por las calles, te guste o no. Y eso es un hecho. Como muchos adultos. Como hay un elevado índece de mujeres y de hombres que se prostituyen, porque no les queda otra salida para sobrevivir.
4) Efectivamente, hay racionamiento, y en gran medida es a causa del bloqueo estadounidense, pero ¿te has parado a pensar por qué el resto de los países no ayudan a Cuba? No es sólo porque no quieran enfrentarse a los USA, cuando en otras ocasiones lo han hecho. Europa no quiere ayudar a Cuba porque se niega a fomentar un estado dictatorial, policial, en el que están absolutamente restringidas las libertades, todas las libertades, en las que se vigila constantemente a los ciudadanos, y las cárceles están llenas de disidentes. Es lo más cercano a lo que Orwell describió en 1984. Existen campos de confinamiento para disidentes desde 1961, Minerva ¿también cierras los ojos ante esa evidencia? Los escritores e intelectuales del boom, sin ir más lejos, apoyaron a Castro porque simbolizaba todo aquello en lo que creían, un mundo nuevo más justo e igualitario, hasta que, ante el caso Padilla, se les abrieron los ojos, y sólo García Márquez quedó a su lado. Hasta Cortázar le dio la espalda. Todos. Fidel, no se te olvide, aprobó públicamente la invasión soviética a Checoslovaquia, la invasión a Afganistán y la masacre del ejército chino a los estudiantes en la plaza de Tiananmen. Lo suyo es un poder absolutista, no escucha a nadie que no sea a sí mismo, a su propio ego, aun a costa de su pueblo. Es el despotismo más atroz. Y sí, tendrán un alto nivel cultural, pero ¿es eso mérito de Fidel o del propio pueblo cubano? Ojalá resistan, por supuesto, ojalá resistan contra los Estados Unidos. Si han sido capaces de resistir tantos años a alguien como Fidel, son capaces de cualquier cosa. ¿Sabes lo que me gustaría, lo que más desearía, en el fondo? Que alguien fuese capaz de cristalizar, pero de verdad, el sueño comunista en la isla. Pero sin egolatrías, sin imposiciones, sin fiscalizaciones. Lo que Castro, desde luego, no ha hecho posible.

 
At 12:27 a. m., Anonymous Daniel C. said...

Guau, Minerva. Ésa es la que queremos ver: Minerva estilo Ibárruri.
(Yo me pregunto, de paso: ¿los bloggers somos siempre los mismos cinco,que nos cruzamos acá, allá y más allá?)

 
At 3:38 p. m., Blogger Minerva said...

Laumagog, sí, creo que me saqué un poco de quicio, pero con justificación, ¿no?
Voy por puntos así nos ordenamos:
1) Claro que diferencio tus opiniones políticas de tus opiniones literarias, y si de hecho, a mí me costó en algunos momentos separar mis preferencias literarias de mis profundas contradicciones políticas con sus autores, creo que ya lo logré. Pero no pude evitar sorprenderme ante un comentario tan fundado y que se nota con sustento sobre Blas de Otero y otro de este estilo acerca de Cuba.
2) No lo dije como un insulto, pero que yo sepa, las socialdemocracias se basan en el modo de producción capitalista. Con más o menos "rostro humano", pero capitalista al fin. Los posicionamientos dentro del espectro político son infinitos y llenos de matices, es cierto: pero si aún me ponés como ideal a las socialdemocracias que yo veo más lograda, no sé, Suecia, o Noruega, o Dinamarca, no dejan de ser capitalistas. Mejores que resto de los capitalismos, pero sostenidas en una misma lógica.
3) He conocido gente de izquierda que fue a Cuba y volvió desilusionada (probablemente por haberse llevado demasiadas expectativas de perfección, que no existe) y gente de derecha que volvió sorprendida de haber visto rebatidos la mayoría de los argumentos en su contra, por ej: "en Cuba hay hambre". ¿Qué piden los niños en la calle? ¿Comida? ¿Se los ve sucios y desnutridos? No. Piden biromes, hebillitas para el pelo, no sé, no recuerdo bien los ejemplos. Me pregunto si el salto en la conciencia fue conseguido en Cuba, o si aún permanecen resabios de ambición o de consumismo. 50 años es muy poco tiempo para construir un "hombre nuevo", y menos con el continuo bombardeo propagandístico del imperio que tienen a pocas millas. Lo mismo sucede con el mercado negro de dólares. Y eso me da tristeza, tanta como si pidieran monedas para comer, porque significa que el interés por lo material (lo que exceda las necesidades mínimas, obvio) todavía es fuerte.
4) No cierro los ojos ante la persecución a los disidentes. Pero que yo sepa, todo sistema persigue a sus disidentes. No es divertido ni festejable, pero es la realidad de toda construcción política, económica y social, sobre todo cuando está permanentemente amenazada. La sociedad nunca es homogénea, pero la mayoría siempre oprime a la minoría. Yo desearía encontrar la manera de convivir pacíficamente, pero ¿cómo conviven dos sistemas absolutamente opuestos? ¿Tres cuartos de isla comunista, un cuarto capitalista? ¿En un cuarto venden Coca Cola y hamburguesas y en el resto no? ¿En un cuarto hay libre empresa y que se salve quien pueda y en el resto no? No lo veo posible. Tanto los méritos como los desastres no son culpa de Fidel: todo es responsabilidad del pueblo cubano, que lo sostuvo y lo sostiene. Si le echamos la culpa a Fidel de los problemas de Cuba, estamos practicando el mismo "culto a la personalidad" que pretendemos criticar. Si el pueblo lo deseara se hubiese rebelado hace mucho rato como sucedió en el resto de los países de América Latina, incluso con sistemas represivos mucho más refinados y potentes que el cubano. Y sólo reside en los cubanos la voluntad de cambiar o de permanecer. Como dije antes, espero que se los permitan.

 
At 3:41 p. m., Blogger Minerva said...

Otra cosita acerca de la democracia, tarea para el hogar: investigar sobre cómo funciona el sistema electoral en Cuba con delegados de base. Si lo explico yo, me acusarán de parcialidad, así que averigüen por fuentes más fidedignas.

 
At 9:28 p. m., Anonymous Melquíades said...

Estos debates son los que valen la pena.

 
At 12:01 p. m., Blogger Laumagog said...

Muy bien, Minerva, sigamos por partes:
1) Creo haberte demostrado que mis comentarios literarios y políticos, estés de acuerdo con ellos o no, pueden estar igualmente bien fundamentados. De hecho, si te fijas, me da la impresión de que partimos de una base muy similar. Lo que ocurre –me sigue dando la impresión, corrígeme si me equivoco- es que para ti Castro, y la revolución cubana, continúa simbolizando la realización de la ideología comunista. Para mí, por el contrario, es justo al revés: implica, justamente, cómo se puede llegar a destrozar, como hizo Stalin, como Mao –como se sigue haciendo en China, todavía, sin ir más lejos, donde aún siguen sin respetarse los derechos humanos- los ideales por los que tantos millones de hombres y mujeres entregaron su vida a lo largo de décadas. No, así no. Para mí, eso no es el comunismo, eso es el abaratamiento –y empleo un eufemismo- de un ideal.
2) Quizá las socialdemocracias no sean, por supuesto, la panacea. En eso estamos de acuerdo. La democracia tampoco lo es. Pero es el menos malo de todos los modos gubernamentales que hasta el momento se han llevado a la práctica. En las democracias se respeta a las minorías, se les da voz. En las democracias se respetan los derechos humanos, se permite a todo el mundo decir lo que les venga en gana, publicar lo que les venga en gana, reunirse abiertamente con quien les venga en gana, y nadie te vigila, te fiscaliza, te amenaza, te detiene, te encarcela o te condena a muerte por ello. Te pueden llegar a condenar si pretendes, para defender tus ideas, extralimitar tu libertad más allá del poder de las urnas, y coger las armas, como es el caso del IRA, o de ETA, o de otros grupúsculos terroristas. Entonces sí una democracia condena y detiene a sus disidentes políticos, pero cuidado, sólo en el momento en el que toman las armas, en el que dejan las urnas por las armas. En las democracias se respeta a las minorías, Minerva, algo que no sucede en Cuba.
3) De acuerdo, hay hambre en Cuba por culpa del bloqueo, estamos de acuerdo en condenar y en maldecir a los yanquis. Pero si Europa no ha ayudado a Castro, insisto, cuando en tantas ocasiones no ha dudado en oponerse a las decisiones de los EEUU, es por culpa de Castro, porque Castro no ha respetado los derechos humanos en Cuba, y esto es sólo culpa suya. La Comisión de los Derechos Humanos de la ONU tiene en su punto de mira a Cuba por no respetar las libertades, ninguna de ellas. Y eso es sólo culpa de Castro. Si las respetase seguiría habiendo bloqueo estadounidense, pero el resto de los países europeos y muchos latinoamericanos que ahora le dan la espalda apoyarían la causa cubana. Es muy fácil achacar todos los males a USA, es muy fácil tener un enemigo para echarle las culpas de todo.
4) No sigo con el tema de los disidentes porque me enciendo, y creo que en eso estamos de acuerdo que es una vergüenza mayúscula. Cómo es posible que se detenga, se condene, se mate, por pensar distinto. Que no se respete la libertad de expresión (Por cierto ¿sabías que el índice de suicidios en Cuba es el más alto de toda América latina?). Hasta el propio José Saramago, uno de los más inquebrantables afines a Castro, cuando en marzo de 2003 el comandante detuvo y condenó a muerte a tantos intelectuales opositores manifestó: hasta aquí he llegado. Lo que no entiendo es que tardara tanto en darse de baja, pero en fin. Y no, la mayoría no siempre tiene que oprimir a la minoría, pueden convivir respetando sus derechos, es lo que debe esperarse de la democracia, lo que todos debemos exigirle a una democracia gobernada por un partido de izquierdas.
Por cierto ¿sabes lo que opinaba Borges de un estado gobernado por militares? Que era algo tan absurdo como un país gobernado por médicos o por buzos.

 
At 12:18 p. m., Blogger Laumagog said...

Dos cosas más: no me puedo creer que haya nadie que se crea el sistema electoral cubano, en el que siempre, siempre, sale lo que desea el gobierno con casi el 100% del escrutinio. Por favor... ¿Alguien en su sano juicio se creería eso, sin manipulación ni coacción del electorado?

Y por último, recordar una máxima de Voltaire: "Peut-être ne serai-je pas d'accord avec ce que tu dis, mais je défendrai toujours ton droit à le dire."

 
At 12:34 p. m., Blogger Laumagog said...

Esto... creo que quizá he utilizado un tono un poco agresivo. Si es así os pido disculpas.

 
At 4:27 p. m., Blogger Minerva said...

Laumagog: dejame buscar unas cuestiones sobre el sistema electoral cubano y las pongo acá, resumidas, claro :) No sobre el mecanismo específico, sino sobre unas elecciones fiscalizadas por observadores internacionales a los que nadie puede acusar de "zurditos" (y que, por cierto, no salió en la tele ni en los diarios)

 
At 4:53 p. m., Blogger Laumagog said...

Yo te dejo todo lo que quieras. Si lo último que deseo es enfadarme contigo... ¿no te das cuenta de que, en el fondo, no pensamos de una manera tan diferente, que defendemos unas ideas políticas muy similares?
Y por cierto ¿nadie más tiene opinión por acá? ¿nadie más se moja?

 
At 11:54 a. m., Blogger Laumagog said...

50 artistas e intelectuales firman un manifiesto contra las detenciones y ejecuciones en Cuba

Cineastas, escritores, actores y músicos denuncian "un atentado a la libertad y a la vida"

EL PAÍS - Madrid

EL PAÍS - Cultura - 29-04-2003

Más de cincuenta intelectuales y artistas, la mayoría de ellos españoles, firmaron ayer un manifiesto en el que condenan las detenciones de disidentes y las últimas ejecuciones en Cuba. Entre los firmantes del texto figuran Fernando Trueba, Pedro Almodóvar y Fernando Savater, entre muchos otros. El texto responde al publicado hace pocos días en Granma por intelectuales cubanos que pedían a los españoles que no hicieran el juego a EE UU. Cineastas como Fernando Trueba, Pedro Almodóvar, Montxo Armendáriz, Imanol Uribe, Gonzalo Suárez, Emilio Martínez Lázaro, Manuel Gutiérrez Aragón, Agustín Díaz Yanes, José Luis García Sánchez, Arturo Ripstein; actores: Pilar y Javier Bardem, Imanol Arias, Juan Echanove, Luis Tosar, Rosa María Sardá, Ariadna Gil, Leonor Watling; músicos: Joan Manuel Serrat, Caetano Veloso, Joaquín Sabina, Ana Belén, Víctor Manuel, Miguel Ríos, y escritores: Fernando Savater, Antonio Muñoz Molina, Juan José Millás, Javier Cercas, Elvira Lindo, integran la lista de más de 50 firmantes del manifiesto de respuesta al lanzado en el Granma y titulado Mensaje desde La Habana para amigos que están lejos, en el que intelectuales cubanos pedían a sus colegas españoles y europeos que no le hicieran el juego a Estados Unidos. Hace dos semanas, más de un centenar de intelectuales firmaron una carta abierta para protestar por "la ola represiva del régimen de Fidel Castro".

El manifiesto firmado ayer lleva el título de Queridos amigos cubanos (de dentro y fuera de la isla) y comienza diciendo: "Si nuestros nombres han aparecido en algún escrito o manifiesto crítico, tanto contra las detenciones de disidentes como contra las ejecuciones recientes llevadas a cabo por el Gobierno de Fidel Castro, no se debe a ningún error ni manipulación ni desinformación. Hemos condenado y seguimos condenando dichos actos por considerarlos un atentado a la libertad y a la vida". Y continúa: "Muy recientemente hemos manifestado, no sólo en documentos similares, sino también con nuestra presencia en las calles junto a millones de ciudadanos, nuestra oposición frontal a la guerra de Irak. Ambas cosas no son contradictorias, sino complementarias. Basta ya de escudarse en las atrocidades del enemigo para cometer impunemente las propias. Las injusticias y los crímenes contra la humanidad han de ser denunciados por los ciudadanos, vengan de donde vengan y los cometan quienes los cometan". "Mantenemos nuestra solidaridad con el pueblo cubano, que sobrevive dentro y fuera de la isla, pero no con quienes han usurpado ya demasiado tiempo su representación y silenciado su voz", concluye.

Entre los firmantes figuran también Héctor Aguilar Camín, Elena Arnedo, Rafael Azcona, María Barranco, Lluís Pasqual, Juan Cruz, Jordi Dauder, Gabino Diego, Juan Diego, Paz Alicia García-Diego, Ángeles Gonzalez Sinde, Rosa León, Javier Mariscal, Ángeles Mastretta, Silvia Munt, Luis Pastor, Santiago Ramos, Ana Ruiz Tagle, David Trueba y El Gran Wyoming.

También ayer, el Nobel José Saramago afirmó en Santiago de Chile que " ha sido la revolución cubana la que se ha distanciado de sí misma". El escritor publicó el pasado día 14 en el EL PAÍS el artículo Hasta aquí he llegado

 
At 8:26 p. m., Anonymous Anónimo said...

Enjoyed a lot! » »

 
At 6:44 a. m., Anonymous Anónimo said...

This is very interesting site... film editing classes

 
At 10:14 a. m., Anonymous Anónimo said...

best regards, nice info pharmacies Legal advice home based businesses Phentermine 120 count liquid vitamin Att+wireless+free+togo+plans suzuki gsxr 750 Display tote Menu guidelines for weight loss buick grand http://www.travel-insurance-protection-4.info botox Patientenerfahrungen mit cialis scrabble en espaol juego online Non prescription tadalafil overnoght shipping best rated dishwasher http://www.chevrolet-1.info Phentermine ionamin tramadol car cover

 

Publicar un comentario

<< Home