chiquilín de bachín

—El mundo es la suma del pasado y de lo que se desprendió de nosotros— Novalis

miércoles, mayo 30, 2007

Máxima del año

Sabe esperar, aguarda que la marea fluya
—así en la costa un barco— sin que el partir te inquiete.
Todo el que aguarda sabe que la victoria es suya;
porque la vida es larga y el arte es un juguete.
Y si la vida es corta
y no llega la mar a tu galera,
aguarda sin partir y siempre espera,
que el arte es largo y, además, no importa.

Antonio Machado

Etiquetas:

1 del pueblo quieren saber de qué se trata

domingo, mayo 27, 2007

Apología del sueño

Con toda justificación, Freud ha proyectado su labor crítica sobre los sueños, ya que, efectivamente, es inadmisible que esta importante parte de la actividad psíquica haya merecido, por el momento, tan escasa atención. Y ello es así por cuanto el pensamiento humano, por lo menos desde el instante del nacimiento del hombre hasta el de su muerte, no ofrece solución de continuidad alguna, y la suma total de los momentos de sueño, desde un punto de vista temporal, y considerando solamente el sueño puro, el sueño de los periodos en los que el hombre duerme, no es inferior a la suma de los momentos de la realidad, o, mejor dicho, de los momentos de vigilia. La extremada diferencia, en cuanto a importancia y gravedad, que para el observador ordinario existe entre los acontecimientos en estado de vigilia y aquellos correspondientes al estado de sueño, siempre ha sido sorprendente. Por eso es que el hombre se convierte, principalmente cuando deja de dormir, en juguete de su memoria que, en el estado normal, se complace en evocar muy débilmente las circunstancias del sueño, a privar a este de toda trascendencia actual, y a situar el único punto de referencia del sueño en el instante en que el hombre cree haberlo abandonado, unas cuantas horas antes, en el instante de aquella esperanza o de aquella preocupación anterior. El hombre, al despertar, tiene la falsa idea de reemprender algo que vale la pena. Por esto, el sueño queda relegado al interior de un paréntesis, igual que la noche. Y, en general, el sueño, al igual que la noche, se considera irrelevante.

André Breton, Manifiesto del surrealismo (1924)

Etiquetas:

3 del pueblo quieren saber de qué se trata

jueves, mayo 24, 2007

Breve nota de cholulaje adolescente

Hoy a la tarde, mientras charlaba con mis amigos en el café de una librería del Raval, Rodrigo Fresán pasó con un cochecito en el que llevaba a su nene y me dijo «Chau». *Qué* loco.

Etiquetas:

5 del pueblo quieren saber de qué se trata

miércoles, mayo 23, 2007

Well, all right, why is life worth living?

8 del pueblo quieren saber de qué se trata

My favourite She

Feliz cuarto de siglo, Pao.

She may be the face I can't forget
The trace of pleasure or regret
Maybe my treasure or the price I have to pay
She may be the song that summer sings
May be the chill that autumn brings
May be a hundred different things
Within the measure of a day

She may be the beauty or the beast
May be the famine or the feast
May turn each day into a Heaven or a Hell
She may be the mirror of my dreams
A smile reflected in a stream
She may not be what she may seem
Inside her shell....

She, who always seems so happy in a crowd
Whose eyes can be so private and so proud
No one's allowed to see them when they cry
She maybe the love that cannot hope to last
May come to me from shadows in the past
That I remember 'till the day I die


Charles Aznavour / Herbert Kretzmer

Etiquetas:

2 del pueblo quieren saber de qué se trata

domingo, mayo 20, 2007

Per Rogespierre

1 del pueblo quieren saber de qué se trata

viernes, mayo 18, 2007

Me encanta

Hace unos días se vio por las calles de Guatemala un afiche de World Gym, una de las cadenas de gimnasios más renombradas del país con la foto de una chica escultural y la siguiente frase: «Este verano ¿qué quieres ser: sirena o ballena?». Una joven mujer pero madura —cuyas características físicas nunca trascendieron— le envió este mail a la empresa respondiéndoles a su frase publicitaria:

Las ballenas están siempre rodeadas de amigos. Tienen una vida sexual activa, se embarazan y tienen ballenitas de lo mas tiernas. Las ballenas amamantan. Son amigas de los delfines y se lo pasan comiendo camarones. También se la pasan jugando en el agua y nadando por ahí, surcando los mares, conociendo lugares maravillosos, como los hielos de la Antártica y los arrecifes de coral de la Polinesia. Las ballenas cantan muy bien y hasta tienen CD grabados. Las ballenas son enormes y casi no tienen predadores naturales. Las ballenas tienen una vida bien resuelta, son lindas y amadas por todos...

Las sirenas no existen. Si existieran, vivirían en permanente crisis existencial. «¿Soy un pez o soy un ser humano?». No tienen hijos pues matan a los hombres que se encantan con su belleza. —Y yo agregaría que no tienen por donde hacer el amor. ¡Por Dios!—. Son bonitas sí, pero tristes y siempre solitarias. ¿Quién quiere acercarse a una mujer que huele a pescado frito y que no tiene hoyito como salvavidas?. Por favor, prefiero ser ballena.

P.S.: En estos tiempos de mujeres anoréxicas y bulímicas, en que la prensa, las revistas, el cine y la tele nos meten a la fuerza en la cabeza que sólo las flacas son bellas, este mensaje trae nuevas esperanzas a las ballenitas y, ¿por qué no?, a las sirenitas que no descansan un segundo pensando en su apariencia exterior. Yo prefiero disfrutar un helado junto a la sonrisa cómplice de mis hijos, una copa de vino con un hombre que me haga vibrar y una pasta exquisita con amigos que me quieren por lo que soy, no por como luzco.

10 del pueblo quieren saber de qué se trata

jueves, mayo 17, 2007

Never

You can never hold back spring,
you can be sure I will never stop believing
the blushing rose that will climb,
spring ahead or fall behind,
winter dreams the same dream everytime,
baby, you can never hold back spring

And even though you've lost your way,
the world is dreaming, dreaming of spring,
so close your eyes, open your heart
to the one who's dreaming of you.
And you can never hold back spring,
remember everything that spring can bring,
baby, you can never hold back spring

Etiquetas:

0 del pueblo quieren saber de qué se trata

miércoles, mayo 16, 2007

Barcelona vista per...

Sí, se acercan las elecciones municipales y este post no es una propaganda al favor del Partido Socialista Catalán ni mucho menos, pero quería contarles que acaban de salir las traducciones que hice este último verano para la página oficial de la ciudad de Barcelona, en colaboración con el proyecto Barcelona vista per, unos reportajes a extranjeros que viven en Barcelona y la conocen bien, con el objeto de que den a conocer bondades de la ciudad que quedan desapercibidas en una mirada meramente turística. Quedan invitados a acudir.

4 del pueblo quieren saber de qué se trata

domingo, mayo 13, 2007

Historia de una ciudad de al-Ándalus

Me he enterado, ¡oh rey feliz!, de que había una ciudad llamada Toledo, capital del reino de los francos. Tenía un castillo que siempre estaba cerrado. Cada vez que moría un rey de los Rum y le sucedía otro, ponían un buen candado más, con lo que llegó a haber en la puerta veinticuatro candados, pertenecientes a otros tantos reyes. En esto subió al poder un hombre que no pertenecía a la casa real, y quiso abrir los candados para ver qué contenía aquel alcázar. Los grandes del reino trataron de evitarlo, se le opusieron y se resistieron. Pero el rey los rechazó y dijo: «He de ver qué es lo que contiene este castillo». Le ofrecieron todas las cosas preciosas, bienes y tesoros que poseían con tal de que no lo abriese, pero él no quiso renunciar a su propósito.

Sehrazad se dio cuenta de que amanecía e interrumpió el relato para el cual le habían dado permiso. Cuando llegó la noche doscientas setenta y dos, refirió:

-Me he enterado, ¡oh rey feliz!, de que quitó los candados, abrió la puerta y encontró dentro dibujos que representaban a los árabes con sus caballos y camellos, con sus turbantes semicaídos, con las espadas al cinto y las largas lanzas en la mano. También había un pliego, que cogió y leyó. Decía: «Los árabes ocuparán este país cuando se abra esta puerta. Tienen un aspecto semejante al de estos dibujos. ¡Cuidado! ¡Mucho cuidado con abrir la puerta!».

Aquella ciudad se encontraba en al-Ándalus, y la conquistó Tariq b. Ziyad aquel mismo año, bajo el califato de al-Walid b. Abd al-Malik, uno de los omeyas. mató a aquel rey de mala manera, saqueó su país, hizo cautivos a las mujeres y a los jóvenes que lo ocupaban y se apoderó de sus bienes como botín. Encontró grandes tesoros en la ciudad: más de ciento setenta diademas de perlas y jacintos, piedras preciosas y una sala de audiencias tan grande, que los hombres a caballo habrían podido celebrar fiestas. También halló vasos de oro y de plata, imposibles de describir, y la mesa que había pertenecido al profeta Salomón, hijo de David (¡sobre ambos sea la paz!). Según cuentan, la mesa era de esmeralda, y aún se conserva en la ciudad de Roma. Su vajilla era de oro, y sus platos, de crisolito y de gemas. Encontró asimismo el Libro de los Salmos, escrito con letras griegas en hojas de oro incrustadas de pedrería. Halló también un libro en el que se describían las vitudes de las piedras y de las plantas, y en el que se trataba de las ciudades, de las alquerías, de los talismanes y de la alquimia: todo ello escrito sobre oro y plata. Un tercer libro describía el arte de tallar los rubíes y las piedras preciosas, la fabricación de venenos y de la teriaca, y la figura de la tierra, de los mares, países y minas. Vio asimismo una gran sala llena de elixires -una sola dracma de éstos transformaba mil dirhemes de plata en oro puro- y un gran espejo redondo, maravilloso, fabricado con una aleación de metales por el profeta Salomón, hijo de David (¡sobre ambos sea la paz!). Cuando alguien miraba en él, veía perfectamente los siete climas del ecúmene. Hallaron una sala llena de jacintos bahramíes, que no pueden ni describirse. Todo esto fue llevado a al-Walid b. Abd al-Malik. Los árabes se esparcieron por todas las ciudades de al-Ándalus, que constituye un magnífico país.

«Noche 272», Las mil y una noches.

Etiquetas:

2 del pueblo quieren saber de qué se trata

martes, mayo 08, 2007

Que los cumplas muy feliz, Tz

Muchacha de los cien mil rizos de sal,
heroína en una obra literaria,
dama nocturna, musa imaginaria,
ojos de guitarra, niña musical,

tímida voz de canción estridente,
hoja de la tierra, luz en la nada,
amiga, compañera, camarada,
de mis risas y miedos confidente
:

en un bar, café o teatro cualquiera,
dylaniana, drexleriana o sabinera,
vas soñando, catalana o hebrea,

a tu vida nadando en la marea,
a tu cuerpo tan joven viajando en vos,
a tu alma vieja cantando veintidós.

Etiquetas: ,

10 del pueblo quieren saber de qué se trata

lunes, mayo 07, 2007



Hay un momento fatal en la historia de todos los pueblos y es aquel en que, cansados los partidos de luchar, piden antes de todo el reposo de que por largos años han carecido, aun a expensas de la libertad o de los fines a que ambicionaban; éste es el momento en que se alzan los tiranos que fundan dinastías e imperios. Roma, cansada de las luchas de Mario y de Sila, de patricios y plebeyos, se entregó con delicia a la dulce tiranía de Augusto, el primero que encabezaba la lista excecrable de los emperados romanos. La Francia después del terror, después de la impotencia y desmoralización del Directorio, se entregó a Napoleón que por un camino sembrado de laureles la sometió a los aliados que la devolvieron a los Borbones. Rosas tuvo la habilidad de acelerar aquel cansancio, de crearlo a fuerza de hacer imposible el reposo. Dueño una vez del poder absoluto, ¿quién se lo pedirá más tarde, quién se atreverá a disputarle los títulos de dominación?

Domingo Faustino Sarmiento, Facundo.

Etiquetas: ,

3 del pueblo quieren saber de qué se trata

miércoles, mayo 02, 2007

Retratos de Barcelona (I) Sants

La rambla Badal es una calle peatonal larga, ancha, espaciosa. Un vecino que me cruzo por las noches en el ascensor la llama «una avenida venida a menos». Cortada por las vías del subte y del tren que me lleva algunos fines de semana a Tarragona, la rambla está llena de pequeños locales y comercios que abastecen una larga y monótona cadena de edificios construídos en la segunda mitad del siglo XX. Es la periferia, o no, o casi. Lo cierto es que geográficamente nos separa de l'Hospitalet del Llobregat, ciudad dormitorio de Barcelona. Lo cierto es que étnicamente es lo más parecido a una torre babélico-posmoderna. Si uno no consigue lo que busca en el Pakistaní —que no sabe de primeros de mayo o de domingos por la tarde y trabaja non-stop-moving-baby-all-day-long—, ahí mismo lo mandan a uno al Filipino que está al lado. Hay *tres* kebabs ¿libaneses? en dos cuadras —en uno, al que vamos siempre, una camarera boliviana vende empanadas salteñas y me discute de qué lado de los Andes son originarias—. A veces hay milanesas de carne. A su encargado morochón lo llaman «El Kaiser», —tiembla el Imperio Prusiano—.

La panadería de la otra esquina no podría ser más pintorescamente esperpéntica. La señora que la atiende se empeña en saludarme alternando aleatoriamente siempre un vocativo diferente: majo, precioso, hermoso —acá y en la anterior la «s» parece pronunciada como si fuera doble—, guapo, cariño, niño, mozo. Sus hijas, guapíssimas ellas también, le hablan en catalán y ella, portadora de un aplastante acento andaluz, les contesta en castellano siempre con un tono de voz ligeramente más elevado. Las hijas no me dirigen vocativos. Pero me sonríen. El marido tiene cero onda pero me fía siempre los centavos que me faltan cuando llego sistemáticamente tarde al trabajo y desayuno sus diminutos croissants antes de «coger el metro». En la estación de la línea azul, hay un kiosco en donde se puede conseguir latitas de Guaraná Antártica y alfajores Havanna de dulce de leche.

Por las noches, cuando no hay ganas de cocinar y nos cansamos de deambular por el centro, terminamos muy frecuentemente en un bar de tapas de barrio, que está abajo de nuestro edificio, y que decidimos bautizar como «El zamorano». El lugar es ya para nosotros toda una Institución. O un Templo, donde nunca nos ponemos de acuerdo ni en política ni en literatura. El encargado nos atiende siempre como si fuéramos unos dandees. Su cara, sus facciones, su mirada, su sonrisa, el tono de su piel, me recuerdan muchísimo a G., un amigo de La Tablada con quien trabajé por primera vez, hace unos seis años, en un local de Informática que todavía está en Ramos Mejía. Hace mucho que no lo veo. A un lado de la Rambla se ve allá arriba el Tibidabo que aún no conocí —algo vergonzoso teniendo en cuenta que visité dos veces su equivalente modélico Sacré-Cœur parisino—. Al otro lado se ve la Gran Vía, donde está mi facultad, sólo que a cuarenta minutos caminando, en un barrio que ya no es Sants.

Etiquetas: ,

4 del pueblo quieren saber de qué se trata

*Qué* susto

Hoy soñé que Dylan había muerto. *Qué* alivio cuando constaté en Wikipedia que sólo estaba la fecha de nacimiento.

5 del pueblo quieren saber de qué se trata